La evolución de Alicia

Como cada día, Alicia pedía a su hermana que le leyera un cuento bajo el árbol centenario. Esa tarde la historia iba sobre simios, y a Alicia le disgustó que pretendiera convencerla de que eran sus antepasados. Sin embargo siguió escuchando, sorprendida de que la historia pasara de primates a aves, de dinosaurios a insectos, de algas a bacterias. Alicia pensó que le estaba tomando el pelo.

— ¿Recuerdas cuando conociste a la Reina de Corazones? —le preguntó su hermana—. Ella decía que en su país todos debían correr lo más rápido posible para permanecer en el mismo sitio.
— Sí. ¿Y qué tiene que ver con esta historia? —dijo Alicia.
— En esta historia hay otra soberana —le aclaró su hermana—. Es la Reina de la Doble Hélice, que obliga a que sus súbditos cambien de aspecto constantemente, pero de una manera tan sutil que ellos no se dan cuenta.

Alicia se quedó pensativa y miró el árbol centenario, mientras trataba de imaginar cuánto tiempo haría falta para que acabara pareciéndose a ella. 





Esta entrada forma parte de #Polivulgadores de Café Hypatia en su edición de octubre 2017, con el hashtag #PVorden.

Comentarios