Ir al contenido principal

Entradas

Destacados

En Venecia nanométrica

  En Venecia nanométrica las góndolas moleculares cruzan un Ponte Vecchio de grafeno. En el capítulo 10 de su mítica serie Cosmos: un viaje personal (1980), Carl Sagan nos presentó Planilandia , un mundo que el escritor y teólogo Edwin A. Abbott describió en su libro Flatland: romance of many dimensions (1884). Para los habitantes de Planilandia, atrapados en una existencia bidimensional, no tendría sentido hablar de arriba o abajo. De hecho, se considera una herejía geométrica y está severamente castigado que los planilandeses hablen o se manifiesten sobre la existencia de una tercera dimensión. Carl Sagan ilustrando el encuentro entre un "ser tridimensional" (una manzana) y los habitantes bidimensionales de Planilandia. Pero lo cierto es que de manera clandestina, algunos de los habitantes de Planilandia han recibido la visita de seres de nuestro mundo, lo que al principio les suponía llevarse un susto de muerte o, directamente, pensar que estaban perdiendo el juicio

Entradas más recientes

Minerales antropogénicos

La orquídea de Dios

La armonía del espectro de hidrógeno

Ghiorso y su banda

Materia oscura

Los enigmas de Prescott (II)

Los enigmas de Prescott (I)

Enemigo y aliado

Hawking y el tiempo

Las células redentoras de Henrietta Lacks