Ir al contenido principal

Entradas

Destacados

La ilustradora de Chelsea

Elizabeth Blackwell recibe plantas y flores frescas cada día. No se trata de obsequios de algún pretendiente adinerado sino de una labor con la que escapar de una situación triste y desesperada. Acaba de perder a William, su pequeño, aquejado repentinamente de unas fiebres. Además, su esposo Alexander está en prisión por no hacer frente a las deudas de su negocio de impresión.
Se ha mudado recientemente al número 4 de Swan Walk, justo enfrente del Jardín Medicinal de Chelsea en Londres por recomendación de su conservador, Isaac Rand. Sin embargo, su traslado de residencia no buscaba vistas bucólicas desde su ventana para confortar su espíritu, ni pretendía estar cerca de los remedios que pudiesen aliviar su estado de ánimo. Elizabeth ha aceptado el reto de ayudar a galenos y boticarios a conocer mejor las plantas originarias de ultramar con utilidad médica. 
Ha terminado una remesa de acuarelas de las muestras que le llegan del Jardín gracias a la generosidad y asesoramiento de su conse…

Entradas más recientes

M87

Diario de un protón

Carta a MER-B

Cassini-Huygens

El cosmos de Henry Moseley (trilogía)

Temblores

Catherine Chamié (sciku)

Srinivasa Ramanujan (sciku)

Lise Meitner (sciku)

Retrato alfabético de Agustina Ruiz Dupont